• PETROENERGÍA

Se normalizan operaciones petroleras en el Oleoducto de Crudos Pesados

Quito, 08 de febrero de 2022


Proceso de soldadura El transporte de petróleo a través del Oleoducto de Crudos Pesados – OCP – se reinició, una vez que se ha concluido con la reparación de la tubería que fue afectada por un desprendimiento de rocas el pasado 28 de enero, en el sector de Piedra Fina, provincia de Napo.

La Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales No Renovables emitió el oficio Nro. ARCERNNR-ARCERNNR-2022-0080-OF, en el que se autoriza, tras análisis técnicos, el reinicio inmediato del transporte de crudo por el Oleoducto, luego de que la empresa operadora OCP Ecuador informó de la finalización de los trabajos de soldadura de la tubería.

La cartera de Energía, a través del personal técnico desplegado en campo, realizó el acompañamiento permanente a las acciones ejecutadas por la empresa OCP Ecuador para la limpieza del crudo derramado, que actualmente se encuentra en un 92% de reinyección y la reparación del tramo de oleoducto afectado, para lo cual se instaló nueva tubería en un trazado paralelo de 150 metros de longitud.

En el marco del trabajo de seguimiento permanente que brinda el Ministerio, se coordina diariamente con OCP Ecuador, entidades de Gobierno, autoridades locales y líderes comunitarios la provisión de agua potable, a través de tanqueros y líquido vital purificado.

A la fecha se han entregado 373 mil litros, aproximadamente. Además, se entregan kits alimenticios y se brinda atención a la población con brigadas médicas, como parte de las acciones de atención a las comunidades aledañas a la zona afectada por el derrame de crudo.

El reinicio de las operaciones de bombeo permite normalizar la producción nacional de petróleo y garantizar la continuidad de las exportaciones, que derivan en ingresos económicos importantes para el país.

Por su parte, el personal del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE) permanece en el sitio del derrame de crudo, monitoreando las acciones de limpieza y remediación que se desarrollan en las áreas afectadas. Cuatro equipos técnicos se han distribuido en 360 kilómetros a lo largo de los ríos Coca y Napo para acompañar la toma de muestras (40 de agua, 53 de suelo y 44 de sedimento hasta la fecha) y verificar las acciones emprendidas en relación a las trazas identificadas.

52 visualizaciones0 comentarios