• PETROENERGÍA

LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA ES UN HECHO EN EL ECUADOR


El Ecuador del Encuentro reafirmó sus compromisos nacionales e internacionales en la lucha contra el cambio climático a través del lanzamiento del Plan Nacional de Transición hacia la Descarbonización. Este martes 28 de septiembre, el presidente de la República, Guillermo Lasso, hizo el anuncio de esta trascendental iniciativa desde el parque de Guápulo, en Quito, donde también autoridades del Ejecutivo suscribieron un pacto que avale esta decisión.


El plan es un instrumento de gestión de cambio climático a largo plazo, que definirá la hoja de ruta para reducir emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en distintos sectores de la economía y fomentará una transición justa, ecológica y sostenible. El proyecto es liderado por el Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, con la administración financiera del Fondo de Inversión Ambiental Sostenible (FIAS), y la cooperación técnica de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).


El Primer Mandatario manifestó que esta propuesta contempla acciones a favor de la naturaleza mediante el desarrollo de políticas públicas y desde las iniciativas privadas. “Nuestro Gobierno está dando importantes pasos para establecer un nuevo modelo de desarrollo, que impulse el crecimiento económico sin ignorar el valor de la biodiversidad y del patrimonio natural”, afirmó.


En este sentido hizo un llamado a la sociedad a unirse a este gran Pacto Nacional para cuidar la naturaleza. “El compromiso es hacer todo lo necesario para llevar al Ecuador hacia un auténtico desarrollo sostenible (…). Necesitamos de la participación de todos los líderes territoriales, los sectores públicos y privados”, dijo y reiteró que el objetivo es “transitar hacia una economía baja en carbono y ciudades de aire puro”, pues el cambio climático es una amenaza real para la humanidad.



Por todo esto, “tenemos varias propuestas para generar energía limpia, a través de proyectos eólicos, fotovoltaicos, hídricos y otros”, señaló el Mandatario al apuntar que la transición ecológica es un eje primordial en el Plan Nacional de Desarrollo, y que en el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades, las donaciones para el ambiente tendrán beneficios tributarios.


Por otra parte, señaló que en lo que respecta al plan para aumentar la producción petrolera “podría parecer una contradicción, pero no es así”, ya que parte de esta transición significa tener una sociedad que cubra sus necesidades básicas sin afectar al ambiente. “Estamos absolutamente comprometidos con que la producción de hidrocarburos y minería se cumpla bajo los más estrictos parámetros de responsabilidad ambiental y social”, afirmó a la vez que lamentó que existan sectores que se contradicen al exigir, por un lado, la protección ambiental y, por otro, aboguen por la reducción de los precios de los combustibles fósiles.


En el Ecuador del Encuentro, la transición ecológica involucra a todas las carteras de Estado. Pues, desde cada eje de acción el compromiso es uno solo: construir un país de prácticas amigables con el planeta. Por ello, el Gobierno Nacional ha convocado a una participación articulada. El ministro del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, Gustavo Manrique, afirmó que: “por primera vez, se siente que la política pública de control y regulación ambiental, de conservación y biodiversidad es transversal”.


El ministro de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Juan Carlos Bermeo, manifestó que se ha tomado acciones concretas: el compromiso con el proceso de generación eléctrica en Galápagos; la adhesión a la iniciativa «cero quema de gas»; y la modificación del Plan Nacional Eléctrico, con la finalidad de dotar de energía al campo petrolero en toda su geografía.


Desde turismo, el ministro Niels Olsen afirmó que se avanza en tres compromisos que contribuyen con esta transición. El primero es el Plan de Turismo de 2025 bajo la premisa de que “el turismo debe ser el vehículo de conservación y desarrollo”, con el que se prevé captar a dos millones de turistas internacionales para el año 2025. El segundo es declarar a las reservas marinas libres de anclas; y el tercero se refiere a la designación de una nueva administración para los parques nacionales.


En lo que se refiere a compras públicas, la directora general del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), María Sara Jijón, detalló que se trabaja para que el Estado se convierta en un ejemplo de la compra pública transparente, eficiente, inclusiva, sostenible y ambientalmente responsable. Mientras que, desde el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, informó su titular Darío Herrera, se implementan políticas públicas como el diseño bioclimático, el incentivo a la utilización de tecnologías constructivas para el uso de materiales sustentables, la generación de programas habitacionales bien localizados y la promoción de la gestión eficiente y sostenible del suelo. Sobre educación, el ministro (s) Andrés Chiriboga señaló que se generan espacios de sensibilización en la comunidad educativa, se impulsa la innovación tecnológica en la educación, la dotación de recursos educativos biodegradables, entre otros.


La producción no se queda atrás en el compromiso del desarrollo sostenible y ecológico, pues el ministerio del ramo ha definido estrategias para la implementación de la economía circular, estableciendo acciones para un consumo responsable, la gestión integral de residuos sólidos, la reducción de uso de agua, energía y combustibles fósiles en el proceso productivo, entre otros; informó Julio José Prado, responsable del Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca.


Gustavo Manrique reafirmó que -como parte de la transición ecológica- es necesario “entrar en modelos productivos con buenos principios de regulación y control” y agradeció el apoyo de la cooperación internacional en el cumplimiento de este objetivo. “El reto es avanzar en un país desarrollado en el que entendamos que se puede producir y vivir en armonía con la naturaleza”, afirmó.

11 vistas0 comentarios