• PETROENERGÍA

El afluente del río Coca, en la Amazonía, circula con normalidad

Francisco de Orellana, 25 de febrero de 2021



• El colapso de la cascada San Rafael, ocurrido el pasado 2 de febrero de 2020. El fenómeno está ligado al proceso de erosión regresiva del río Coca.


El Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), en coordinación con el Ministerio del Ambiente y Agua, el Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) El Chaco, Petroecuador EP, Oleoductos de Crudos Pesados (OCP) y la Corporación Eléctrica Nacional (CELEC-EP), monitorean y supervisan el deslizamiento de tierra que ocasionó el represamiento del afluente del río Coca. Este se encuentra cerca del límite provincial entre Napo y Sucumbíos, en el sector de la cascada San Rafael, que colapsó el año pasado por un proceso de erosión hídrica.


Estas actividades se realizan con equipos de alta tecnología, como el uso de drones, debido a la topografía irregular en el sector.


Asimismo, como medida de seguridad, el personal no pernoctará en el puesto de San Rafael; sin embargo, continuarán ejerciendo actividades de monitoreo y control del área protegida, durante el día. El personal confirmó el día de hoy, que ya no existe represamiento del afluente del río Coca.


Fuente: Ministerio del Ambiente y Agua

32 vistas0 comentarios