• PETROENERGÍA

Perspectivas locales del uso del gas natural

Javier Fontalvo, Analista Técnico de Repositorio Institucional IIGE.


"El Terminal de GLP Oyambaro, ubicado en el sector de Pifo, provincia de Pichincha, distribuye 250 toneladas diarias de Gas Licuado de Petróleo para las provincias de Carchi, Imbabura, Pichincha y Cotopaxi".



Se denomina gas natural a la mezcla de hidrocarburos gaseosos ligeros (metano, butano, etano, propano, entre otros) provenientes del subsuelo. Entre sus características distintivas está el ser muy liviano (40 por ciento más liviano que el aire), ser un compuesto no tóxico, y presentar una probabilidad baja de explosión, especialmente en espacios bien ventilados, ya que se trata de un combustible liviano que se dispersa con facilidad. Adicionalmente, la relación hidrógeno-carbono del gas natural es menor que las de otras fuentes primarias fósiles, por lo que su combustión es menos contaminante y emite gases de efecto invernadero en menor cantidad, razones por las cuales es considerado como el combustible fósil menos perjudicial para el ambiente [1].


Las fuentes primarias producidas y utilizadas en Ecuador son el petróleo crudo, el gas natural, las fuentes bioenergéticas (bagazo de caña, leña) y fuentes renovables (energía solar, eólica, hidroenergía, biogás). Según el Balance Energético Nacional del Ecuador 2019, el 4,4% de la producción energética primaria en el país estuvo conformada por gas natural, correspondiendo al tercer energético en porcentaje, por detrás del petróleo y la hidroelectricidad. De la producción de gas natural en 2019, el 79% correspondió a gas natural asociado a la producción petrolera y, 21% a gas libre producido en el campo Amistad en el Golfo de Guayaquil, información que se presenta en las figuras 1 y 2 a continuación [2].




Figura 1. Producción de energía primaria en Ecuador en 2019 [2].





Figura 2. Producción de gas natural en Ecuador en MPC entre 2009 y 2019 [2].


Entre los usos del gas natural en el país, se tiene en primer lugar, a la producción de energía eléctrica, tanto en productores como autoproductores de electricidad. En 2019, 9.388 millones de pies cúbicos (MPC) de gas natural fueron usados para la producción de energía eléctrica dentro del Sistema Nacional Interconectado, mientras que 9.677 MPC se utilizaron para la autoproducción de electricidad en los campos petroleros del país, con lo que se produjo un total aproximado de 1.470 GWh, alrededor del 4,5% de energía total producida en el país. A modo comparativo, la energía eléctrica generada con gas natural en 2019 hubiera cubierto el consumo de electricidad de la provincia de Manabí durante el mismo año [3]. En término de usos finales de energía, el gas natural encontró aplicaciones en los sectores residenciales y comerciales de la población de Bajo Alto en la provincia de El Oro, así como, en procesos industriales como en la fabricación de cerámicas, vidrio, plásticos, pintura, metales y baterías eléctricas. El uso de gas natural en estos sectores representó el 0,4% de un total en el que dominan el diésel oil, la gasolina y el GLP, como se indica en la Figura 3 [2].




Figura 3. Consumo por combustible en Ecuador en 2019 [2].


Como se puede observar, la demanda de gas natural en relación con la demanda total energética en Ecuador es muy baja, por lo que para el país se presentan oportunidades para aumentar el uso de este energético aprovechando su versatilidad, relativa baja contaminación y favorable coyuntura de producción mundial que ha reducido los precios a nivel internacional.


La demanda de energía en Ecuador ha mantenido una tendencia creciente, aumentando en un 36% entre 2009 y 2019, debido al crecimiento poblacional y a la mejora en las condiciones de vida de la población [2]. Por otro lado, los precios de gas natural en el mercado mundial han venido cayendo consistentemente en los últimos años, pasando de $5,24 en 2009 a $1,63 en 2019, una caída del 69%, causada principalmente por el crecimiento de la oferta gracias al desarrollo de proyectos en los campos de esquistos y la disponibilidad y variación de precios en los principales derivados de petróleo [4,5]. En esta coyuntura, el país podría aprovechar estas condiciones para evaluar la pertinencia de reemplazo de procesos que utilizan combustibles fósiles como diésel, gasolina o gas licuado de petróleo (GLP), por un combustible más abundante, limpio y barato. Entre los principales campos de oportunidad para el uso de gas natural se encuentra la generación eléctrica, la cocción residencial y los procesos de calentamiento industrial, los cuales podrían escalarse a través de inversión en infraestructura de transporte y almacenamiento de gas natural.




Figura 4. Precio spot de Gas Natural en $/millones de BTU [5]


Un caso de estudio en la aplicación de gas natural es el del sector transporte. En Ecuador, el transporte es el sector que más energía consume (un 49,2% del total), así como, el que más emisiones de gases de efecto invernadero genera, con un 50% del total de emisiones [2]. Por tanto, múltiples proyectos buscan aumentar la eficiencia de este sector, con medidas que van desde la implementación de nuevas tecnologías hasta la generación de hábitos de conducción y generación de rutas eficientes. La implementación del gas natural en el transporte, principalmente pesado, presenta ventajas como la reducción en la contaminación ambiental, particularmente sensible en las grandes ciudades, menor costo y la generación de oportunidades de negocio para los participantes de una tecnología en etapa de adopción masiva. Sin embargo, esta implementación también presenta desafíos a tener en cuenta, entre ellos, la disponibilidad continua del recurso, la infraestructura como plantas regasificadoras en el caso del gas natural licuado (GNL), los sistemas requeridos de distribución por gasoducto y, los costos al consumidor final para la compra o conversión de unidades de gas natural.


Es importante tomar en consideración que las plantas de gas natural en ciclo combinado están proyectadas como un instrumento fundamental para permitir una penetración de tecnologías renovables como la generación solar, ya que sus rápidos tiempos de carga y descarga permiten una alta complementariedad con la característica intermitente de la energía solar fotovoltaica [6]. Por tanto, un mercado de gas natural competitivo y eficiente deberá contar con una participación activa del Estado para impulsar la participación de empresas inversionistas en toda la cadena de valor, incluyendo importación, almacenamiento y transporte de gas natural, que permita la disponibilidad de este recurso en un mayor espacio geográfico.


Referencias

[1] B. Visnawathan, “Natural Gas”, en Energy Sources, Elsevier, 2017, páginas 59-79

[2] Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, “Balance Energético Nacional 2019”, MERNNR, 2020, páginas 24, 54, 99

[3] Agencia de Regulación y Control de Electricidad, “Estadística Anual y Multianual del Sector Eléctrico Ecuatoriano 2019 (Documento preliminar)”, Arconel, 2020, página 63

[4] U.S. Energy Information Administration IEA, “Natural Gas”, https://www.eia.gov/dnav/ng/hist/rngwhhdm.htm visitado el 08/02/2021

[5] U.S. Energy Information Administration IEA “Natural gas explained: Factors affecting natural gas prices”, https://www.eia.gov/energyexplained/natural-gas/factors-affecting-natural-gas-prices.php, visitado el 08/02/2021

[6] National Renewable Energy Laboratory NREL, “Opportunities for Sinergy Between Natural Gas and Renewable Energy in the Electric Power and Transportation Sectors”, NREL, 2012, páginas 19-26


365 vistas0 comentarios