• susananaranjo

La geología como recurso para el turismo y factor de desarrollo


Por: Ing. Juan Torres, Analista Técnico de Propiedad Intelectual IIGE.



Volcán Imbabura. Foto: Juan Torres


El turismo geológico o geoturismo se centra en aprovechar el patrimonio geológico y la geodiversidad como recursos turísticos que sean lo suficientemente importantes para destacar como los principales atractivos de un lugar determinado.


El patrimonio geológico, involucra los recursos naturales no renovables (formaciones rocosas, estructuras, formas, paisajes, yacimientos minerales y paleontológicos) que posean un valor científico, cultural, educativo, paisajístico y recreativo, cuyo contenido permita estudiar e interpretar la evolución de la historia geológica de la Tierra [1].


Por geodiversidad se asume a la variedad de rasgos geológicos presentes en un lugar determinado (rocas, minerales, fósiles, suelos, formas de relieve, formaciones y unidades geológicas y paisajes), identificados tras considerar su frecuencia, distribución y cómo estos ilustran la evolución geológica del mismo [2].


Con el afán de hacer notorio el geoturismo, en el año 2004, se creó con el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), la Red Mundial de Geoparques, que tiene como función ser el nexo entre sitios del patrimonio geológico, caracterizados por su importancia internacional, su excepcionalidad y su extraordinaria belleza, en los que dicho patrimonio se aprovecha para promover el desarrollo sostenible de las comunidades que los habitan [3].


En el año 2017, a pedido de los países miembros de la UNESCO se crea la Red de Geoparques Mundiales de América Latina y el Caribe, enmarcada en la Red Mundial de Geoparques [4]. Los sitios a los que se confiere la denominación de “geoparque mundial” cuentan con una estructura de gestión eficiente y un perímetro claramente delimitado, su superficie es lo suficientemente vasta como para permitir el desarrollo económico sostenible de la zona en que están emplazados (geoturismo) [4], como ejemplo se tiene el geoparque de Zhangjiajie en China, donde sus columnas de arenisca rica en cuarzo sirvieron de inspiración para los escenarios de la película Avatar de 2009 [5]; en el 2018 fue visitado por más de 4 millones de personas [6].


En Ecuador, el tema de Geoparques es compromiso e interés del Instituto de Investigación Geológico y Energético (IIGE). Esta institución participa como miembro activo del Comité Ecuatoriano de Geoparques (CEG), con el fin de contribuir con estas iniciativas mediante la participación técnica y científica; así como, con el acompañamiento y seguimiento a las candidaturas de geoparques que se generen en el territorio nacional [7].


Mediante la gestión del CEG, el 17 de abril de 2019, la provincia de Imbabura fue declarada como geoparque mundial, debido a que en sus 4599 km2 de superficie alberga lagos, lagunas, volcanes y sitios de belleza escénica, en los cuales se destaca la presencia de comunidades y culturas propias [8]. A la par, continúan desarrollándose los proyectos Geoparques: Napo Sumaco, Volcán Tungurahua, Ancón-Santa Elena y Bosque Petrificado de Puyango.


Para el adecuado desarrollo de estos proyectos, se deben visibilizar lugares de interés geológico, pero también asegurar los servicios turísticos habituales: alojamiento, alimentación, intermediación, información, guías y en algunos casos, acogida. Lo anterior tomando en cuenta la sostenibilidad, que consiste en satisfacer las necesidades de la actual generación sin sacrificar la capacidad de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades, como se expuso en 1987 en la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo [9].


Finalmente, el geoturismo es un recurso muy importante para el desarrollo local, pues podría atraer a un gran número de visitantes que contribuyan económicamente al desarrollo local, generalmente en el medio rural, que es donde suele encontrarse el patrimonio geológico. Como país debemos tener presente que los nombramientos como geoparques mundiales de la UNESCO, son un impulso para generar espacios turísticos, por la visibilidad que se les da a dichos sitios a nivel mundial, y por lo tanto, se convierten en áreas dinamizadoras de la economía local y atractivo para la recepción del turismo interno e internacional.

REFERENCIAS:

· [1] O. Martínez, “Patrimonio geológico. Identificación, valoración y gestión de sitios de interés geológico”, Geograficando, vol. 4, pp. 233-250, 2008.

· [2] L. Carcavilla, J. Durán, & J. López-Martínez, “Geodiversidad: concepto y relación con el patrimonio geológico”, VII Congreso Geológico de España, Las Palmas de Gran Canaria, pp 1299-1303. 2008.

· [3] UNESCO. (2013). unesco.org. Disponible: https://es.unesco.org/news/se-a%C3%B1aden-red-mundial-geoparques-10-nuevos-sitios-0

· [4] UNESCO, Declaratoria Fundacional de la Red de Geoparques Mundiales de América Latina y el Caribe, 2017

· [5] Margaux, (2020, Abril, 21), Zhangjiajie and Avatar: How Far Off Is Pandora? [Online], Disponible: https://www.chinahighlights.com/zhangjiajie/and-avatar.htm

· [6] B. Hongyu, (2019, Mayo, 29), Zhangjiajie: China’s first national forest park [Online], Disponible: http://en.people.cn/n3/2019/0529/c90000-9582529.html

· [7] IIGE, Pertinencia de la suscripción del “Acta Constitutiva del Comité Ecuatoriano de Geoparques”, 2019.

· [8] E. Caiza, “Imbabura fue declarada oficialmente el primer Geoparque Mundial del Ecuador”, El Comercio, Abril 17, 2019.

· [9] Organización de Naciones Unidas (s/f). Asamblea General de las Naciones Unidas. Presidente del 65° período de sesiones. Disponible en: https://www.un.org/es/ga/president/65/issues/sustdev.shtml


Fuente: IIGE

77 vistas

© 2020 PETROENERGÍA Power By Noon Asesoría Comunicacional Cía. Ltda.