• PETROENERGÍA

EP Petroecuador construirá séptima variante para precautelar la integridad de la tubería del SOTE


Quito, 19 de mayo de 2021

Durante 90 días, la Empresa Pública Petroecuador ejecutará de manera preventiva, trabajos de construcción de una nueva variante en el sector de San Luis, en la provincia de Napo, para precautelar la integridad de la tubería del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), mantener la continuidad del servicio de transporte y prevenir afectaciones ambientales y a la comunidad. La séptima variante tendrá una extensión aproximada de 2,2 kilómetros, lo que representa una inversión aproximada de USD 4 millones.

Como resultado del monitoreo diario que realiza EP Petroecuador a los puntos críticos en la zona de influencia de la erosión regresiva, se evidenció el avance de este fenómeno natural de forma lateral con dirección al eje de la tubería del SOTE, en el sector del río Piedra Fina 2 (San Luis), lo cual coloca en riesgo un nuevo tramo de la tubería, ya que la distancia entre la erosión y la tubería es de aproximadamente 60 metros.

Por otra parte, el Gerente General de EP Petroecuador, Gonzalo Maldonado explicó que, “hasta el momento hemos invertido cerca de USD 11,2 millones para la construcción de seis variantes y un by pass, labores que se han realizado de manera preventiva y que nos permiten alejarnos de la erosión que afecta este sector. Ahora haremos una nueva variante para precautelar la integridad del oleoducto que es fundamental para la economía ecuatoriana”.

Inicialmente, se dialogó con los propietarios de los predios para contar con las autorizaciones respectivas por donde se construirá esta variante, y, a la par se están gestionando en el Ministerio del Ambiente y Agua (MAAE) las autorizaciones ambientales acordes al Plan de Manejo Ambiental del SOTE y la normativa socio-ambiental vigente.

Actualmente, la empresa pública cuenta con seis variantes de oleoducto, para garantizar la continuidad del servicio de transporte de petróleo y salvaguardar la integridad del SOTE ante la amenaza permanente por la erosión regresiva y lateral del Río Quijos (Alto Coca).


Los trabajos de construcción de la quinta y sexta variante finalizaron exitosamente de acuerdo al cronograma planificado. La quinta tiene una extensión aproximada de 603 metros, mientras que la sexta es de 774 metros.

Esta nueva variante se ejecutará acorde especificaciones de diseño originales del SOTE, en cumplimento a la normativa legal vigente y estándares internacionales para construcción de oleoductos, cumpliendo además con los protocolos de bioseguridad ante la pandemia del COVID-19.

De igual forma, EP Petroecuador cuenta con un plan de contingencias en caso de que el proceso de erosión se acelere, para lo cual se han instalado obturadores en la tubería en esta zona para que se pueda aislar la tubería y drenar el crudo inmediatamente, con la finalidad de evitar derrame de petróleo.



Fuente: EP Petroecuador

72 vistas0 comentarios