• PETROENERGÍA

Desalojo controlado de sedimentos no afecta a las plantas de agua potable de Viche y San Mateo

Desalojo controlado de sedimentos no ha afectado al funcionamiento de las plantas de agua potable de Viche y San Mateo, en Esmeraldas


Esmeraldas, 11 de marzo de 2021



Monitoreo del 10 de marzo en planta de agua de Viche, Esmeraldas.



· Conforme evidencian, medios de comunicación de la provincia, el problema de desabastecimiento de agua se registra con anterioridad a las maniobras de desalojo, que se iniciaron en la tarde del viernes 5 de marzo de 2021.



Los parámetros de calidad de agua del río Esmeraldas permiten que las plantas tratamiento de agua potable de Viche y San Mateo, en Esmeraldas, operen con normalidad. Por esta razón, la planta de la parroquia Viche entrega el líquido vital a la población sin contratiempos, durante el proceso de desalojo controlado de los sedimentos acumulados en el embalse de la central hidroeléctrica Manduriacu.


Según los resultados obtenidos del miércoles 10 de marzo de 2021, durante los monitoreos

en las plantas de tratamiento de agua de Viche y San Mateo, los índices de turbiedad se ubicaron dentro la norma y valores recomendados por la Mesa Técnica Interinstitucional (MTI), que está conformada por técnicos del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, Ministerio de Ambiente y Agua y Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP). Estos valores se encontraron entre los 800 y 1000 NTU (un índice de medida para turbiedad), datos que son evaluados por los miembros de la Mesa Técnica Interinstitucional.


En los años 2019 y 2020, se aplicó la misma metodología para el desalojo de sedimentos y no existió desabastecimiento de agua. Hasta el momento, se continúa con los análisis de turbidez y determinar una suspensión o reinicio de maniobras, con el fin de evitar impactos, aguas abajo de la hidroeléctrica


Los resultados se registran con base a los monitoreos, durante las 24 horas, que realizan las brigadas conformadas por delegados de la MTI. Por esta razón, la planta de agua de Viche no ha paralizado ni suspendido el proceso de potabilización la entrega del servicio en la zona. La misma agua es la que avanza hasta la captación de la planta de San Mateo.


Los vecinos de las comunidades ubicadas junto al río Esmeraldas, destacan el procedimiento aplicado para la evacuación de los sedimentos, que se acumulan en el embalse de la hidroeléctrica. Esther Mala, moradora de Viche, comentó que “no hemos visto novedades en el caudal, como peces muertos o algo parecido”.


De su lado, Janeth Angulo, activista y vecina de la misma comunidad, indica que las tomas de agua de la planta de tratamiento de su parroquia no se han visto afectadas por las descargas de sedimentos que se han realizado en los últimos días. Mientras tanto, Raúl Quiñonez, vecino de la comunidad San Mateo, informa que “es evidente que no hay mayor afectación en el río Esmeraldas por las descargas de sedimentos y que los vecinos que tienen sus viviendas junto al río realizan sus actividades con normalidad”.


Las maniobras técnicas consisten en el desalojo controlado de sedimentos que son arrastrados por la cuenca del Guayllabamba hasta el embalse de la central. No se expulsan aguas residuales, ni se añaden productos tóxicos o sustancias químicas.


https://drive.google.com/file/d/1C6iJEmBi1Hm8nRBN10xI6fJDHm3qymIb/view?usp=sharing



Fuente: CELEC EP

10 vistas0 comentarios