• PETROENERGÍA

PETROECUADOR BUSCA RECUPERAR EN OCHO DÍAS EL 90% DE SU PRODUCCIÓN PETROLERA

Quito, 1 de julio de 2022


La empresa estima recobrar el total de la producción de sus campos en la Amazonía, hasta finales de julio.

Hoy, el Gerente General de EP Petroecuador, Ítalo Cedeño, informó en rueda de prensa, sobre el plan para normalizar las operaciones en toda la cadena de valor de la empresa, relacionada a exploración y producción, transporte, refinación, comercialización nacional y comercio internacional, tras el levantamiento del paro nacional.

Sobre la reactivación progresiva de los pozos cerrados en los campos petroleros de la región Amazónica, indicó que una vez que se retomó el control de las instalaciones, se inició con estos trabajos y se recuperaron 16.000 barriles, con lo cual se estima llegar al 90% de la producción en los próximos ocho días y al 100% hasta finales de julio, esto considerando aspectos como los pozos workover debido a que no fueron apagados de manera técnica.

“Activamos inmediatamente el plan de encendido progresivo, además evaluamos las actividades que se vieron afectadas durante estos días de paralización, por ejemplo, tenemos situaciones críticas, nos encontramos con las instalaciones despedazadas y destruidas que fueron causadas por actos vandálicos, especialmente en Shushufindi, Libertador y Sacha, considerando que la evaluación realizada es preliminar y posiblemente nos encontremos con muchas sorpresas y daños superiores. Estamos solventando estos temas y estimamos levantar en los próximos días la declaratoria de Fuerza Mayor en las operaciones de la empresa”, señaló.

En cuanto al transporte de hidrocarburos, dijo que se han tomado las medidas para normalizarlo e incrementar el bombeo por el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), acorde se incremente la producción de crudo Oriente. Así mismo, en los terminales de productos limpios se trabajará en horario extendido, especialmente en los ubicados en Ambato, Riobamba y Santo Domingo; se retomarán las rutas terrestres a Loja; los despachos de GNL desde Bajo Alto, El Oro, a los clientes industriales en Cuenca, Azuay y en esta misma ciudad el despacho de Ecopaís a los consumidores finales.

En lo referente a refinación, manifestó que la Refinería Esmeraldas está al 70% de su capacidad y hasta la próxima semana se espera llegar al 100%. En el caso de Refinería La Libertad, en Santa Elena, se trabajó solo con la planta Cautivo, y desde ayer está lista la Planta Parson para recibir el crudo. También se lograron stocks altos de Diésel y gasolina, gracias al trabajo de la planta en Shushufindi. En lo relacionado a comercialización nacional, el Gerente General mencionó que los despachos de combustibles bajaron y se dejaron de consumir 107.978 barriles de Diésel, 2’382.886 barriles de Diésel Premium y 326.154 barriles de gasolinas (Súper, Extra y Ecopaís), debido a los bloqueos en las vías y la dificultad para transportarlos a través de tanqueros a pesar de contar con el stock suficiente en terminales.

Finalmente, en Comercio Internacional, recalcó que con la activación de la Fuerza Mayor para crudo Oriente, se afectaron tres ventanas, mismas que fueron programadas para los primeros días de julio, con un volumen total de 1.08 millones de barriles. Se estima que a partir del 7 de julio se retome la programación y de esa manera asegurar la entrega a la empresa estadounidense Marathon Supply LLC., quien ganó el concurso a mediano plazo, adjudicado el pasado 19 de abril, para la exportación de crudo Oriente. Es importante señalar que en el caso de crudo Napo las entregas se desarrollan con normalidad.

“Nuestras instalaciones son consideradas estratégicas de acuerdo a la Constitución y las leyes vigentes, por esta razón sus operaciones no pueden parar porque no solo se perjudica a la empresa, sino al país ya que del desarrollo de los recursos hidrocarburíferos se destinan ingresos para el Presupuesto General del Estado”, finalizó.

Afectaciones a los campos petroleros como consecuencia de las movilizaciones

En 18 días de paro nacional, EP Petroecuador registró una pérdida total acumulada de 1’997.685 barriles de petróleo, 959 pozos apagados y 34 torres paralizadas en Edén – Apaika – ITT; Auca; Coca Payamino – Yuralpa; Palo Azul; Cuyabeno; Lago Agrio – Libertador; Shushufindi y Sacha, campos ubicados en las provincias de Sucumbíos y Orellana. En total la afectación suma cerca de USD 513 millones.

Además, luego de una evaluación preliminar a las instalaciones de la empresa en la región Amazónica se identificaron: destrucción y daños en maquinaria, robo de equipos, materiales y herramientas, entre otros aspectos que provocaron afectaciones a la estatal.

83 visualizaciones0 comentarios