• PETROENERGÍA

Instituciones del sector energético analizaron las acciones para mitigar el riesgo

Instituciones del sector energético analizaron las acciones para mitigar el riesgo frente a la erosión regresiva del Río Coca.



El Gobierno Nacional, a través del accionar de distintas entidades, labora en la zona de influencia de la erosión regresiva del Río Coca para precautelar las obras de infraestructura eléctrica y garantizar así la continuidad en el funcionamiento del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y el Poliducto Shushufindi – Quito.


El Sistema de Oleoducto Transecuatoriano y el Poliducto Shushufindi – Quito, ubicados en la zona de la erosión regresiva del Río Coca, se encuentran totalmente operativos, con lo que se han evitado paralizaciones en los campos productores de la Amazonía, cumpliendo con los compromisos de exportación de crudo.


Así se informó, esta semana, durante el Webinar: “Gestión de Riesgos en el Sector Energético. Caso Erosión Regresiva Río Coca”, organizado por el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, a través de la Subsecretaría de Territorio y Seguimiento Ambiental, en el marco de la conmemoración del día Mundial de Reducción de Riesgos y Desastres.


Jorge, Loor, Gerente de Transporte de EP Petroecuador, participó en el evento. Durante su intervención, explicó que, frente al fenómeno de erosión, único en el mundo, se han tomado acciones a fin de mitigar efectos adversos.


En ese sentido, indicó que en el SOTE se han realizado seis variantes y la construcción de dos bypass de 5.2 km de longitud.


Respecto al Poliducto Shushufindi – Quito, informó que se han desarrollado cuatro variantes con 6.4 km de extensión, con el objetivo de mantener la operatividad y salvaguardar la integridad de las líneas de transporte. Además, resaltó las actividades correctivas y preventivas contempladas en las zonas de Lumbaqui y El Salado donde se sitúan las secciones de bombeo.


Por otro lado, destacó que se mantienen monitoreos diarios en la zona; y que se desarrollan estudios de prefactibilidad para implementar una variante definitiva en una ruta que cumpla con todos los parámetros económicos, sociales y ambientales.


Cabe mencionar que el encuentro también contó con la participación de expertos de la Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP); Petroecuador EP; Oleoducto de Crudos Pesados (OCP); Instituto de Investigación Geológico y Energético (IIGE) y del Operador Nacional de Electricidad (CENACE), quienes, en el ámbito de sus competencias, además de emitir criterios técnicos, socializaron las acciones que se están implementando para reducir los efectos de la erosión regresiva del Río Coca, en aras de salvaguardar las obras de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, así como los planes de contingencia en función de los diferentes escenarios técnicos.


El Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, acorde a lo dispuesto por el Gobierno Nacional, propicia escenarios de diálogo, a fin de intercambiar criterios que aporten a la reducción de riesgos y desastres en las infraestructuras y facilidades energéticas, mismas que aportan a la dinamización económica del país.

4 vistas0 comentarios