• PETROENERGÍA

Culminaron las obras técnicas para el desalojo de sedimentos de la central Manduriacu en Esmeraldas

Esmeraldas, 13 de marzo de 2021




• CELEC EP reinsertará en los afluentes del río Guayllabamba alrededor de 20.000 peces que fueron rescatadas aguas arriba de la central, antes de iniciar las maniobras técnicas. Estas especies fueron monitoreadas en tanques adaptados para su conservación.


El 12 de marzo, a las 16h00 culminaron las maniobras de desalojo de sedimentos de la central Manduriacu, hoy iniciaron los trabajos de inspecciones civiles en la presa y continúa el flujo libre, con la apertura de compuertas para el paso natural del agua del río. Mientras tanto, las brigadas conformadas con personal técnico del Ministerio de Ambiente y Agua y CELEC EP, continuarán realizando monitoreos de la calidad del agua, por un lapso de 36 horas, hasta el lunes 14 de marzo, en los cinco puntos estratégicos de los ríos Guyallabamba y Esmeraldas.


La Mesa Técnica Interinstitucional (MTI), conformada por el Ministerio de Energía y Recursos Naturales y No Renovables, el Ministerio del Ambiente y Agua, y CELEC EP ejecutó la misma metodología aplicada en los años 2019 y 2020, y en esta ocasión también se evidenció la no afectación a la vida acuática en los ríos y a las plantas de agua de Viche y San Mateo, que contaron con niveles de turbiedad por bajo de la normativa ambiental para cumplir con su normal funcionamiento y operatividad.


Hasta el 13 de diciembre, se ejecutaron 504 monitoreos de calidad de agua, los que permitieron identificar variaciones en parámetros como: PH, turbiedad, sólidos totales disueltos, conductividad, temperatura, oxígenos disueltos, amoniaco, entre otros. Esto permitió tomar acciones oportunas en la ejecución de maniobras técnicas de ascenso y descenso controlado del nivel del embalse.


De inmediato también CELEC EP reinsertará en los afluentes del río Guayllabamba alrededor de 20.000 peces que fueron rescatados aguas arriba de la central, antes de iniciar las maniobras técnicas. Las especies retornarán a su hábitat, tras ser vigiladas y estudiadas en tanques adaptados para su conservación.


Así mismo, CELEC EP realizará un nuevo estudio sobre la ubicación de sedimentos (batimetría) que permitirá conocer el volumen real de sedimentación evacuada en esta ocasión. Actualmente, la central Manduriacu cuenta con las condiciones operativas necesarias para la generación de 65 MW de potencia, que abastece de energía eléctrica a 250 000 familias.


En el embalse de la central Manduriacu se acumulan los sedimentos que arrastran el río Guayllabamba y sus afluentes. Por este motivo se ejecutan maniobras técnicas, que consisten en el ascenso y descenso controlado del nivel de agua para remover el material almacenado y desalojarlo por las compuertas de la central. En este procedimiento no se añadieron aguas residuales, desechos tóxicos o sustancias químicas.


Fuente: Ministerio del Ambiente y Agua

29 vistas0 comentarios

© 2020 PETROENERGÍA Power By Noon Asesoría Comunicacional Cía. Ltda.