• PETROENERGÍA

Comisión de Fiscalización verificó el funcionamiento de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair

Quito, 18 de junio de 2021


Los asambleístas ingresaron a los sitios donde se realizan los trabajos en las unidades de generación que está indisponibles por mantenimiento.


La central Coca Codo Sinclair opera cumpliendo los requerimientos energéticos del Operador Nacional de Electricidad (CENACE). Este viernes 18 de junio, durante un recorrido con los asambleístas Fernando Villavicencio y Pedro Velasco, de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, se dio a conocer in situ, los trabajos de mantenimiento mayor que se desarrollan desde mayo en la Fase II de la Central (unidades 5, 6, 7 y 8).


Marcelo Reinoso, Gerente de la Unidad de Negocio Coca Codo Sinclair, destacó que todas las reparaciones que fueron declaradas como defectos de construcción (entre las que están las fisuras en los distribuidores) se realizan a costo de la empresa Sinohydro. Recalcó que, conforme al contrato, CELEC EP recibirá de forma definitiva la Central “solo una vez que estén subsanados, a conformidad, todos y cada uno de los defectos y trabajos pendientes que son de responsabilidad de Sinohydro”. Además, añadió que para ello se cuenta con garantías económicas rendidas por Sinohydro que bordean los 200 millones de dólares.


Desde su entrada en funcionamiento, hasta mayo de 2021, Coca Codo Sinclair ha entregado al Sistema Nacional Interconectado (SNI) un total de 31.337 millones de kilovatios/hora, lo que equivalió al 120% del consumo anual de energía eléctrica del país durante el año 2020. La producción de esta central hidroeléctrica representa el 25% de la demanda energética anual y ha producido ingresos por USD 265,16 millones.


La central también aportó para que Ecuador exporte 1.301,59 GWh a los países vecinos durante el 2020, lo que significó un ingreso de USD 55,20 millones. En abril de 2021, se alcanzaron récords y registros de producción con cerca de 28 mil megavatios hora en un día de manera continua al SNI.


CELEC planteó arbitraje internacional sobre fisuras en los distribuidores


Con respecto a las fisuras detectadas en los distribuidores de presión, el pasado 17 de mayo de 2021, la Empresa Pública Estratégica Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP) presentó una solicitud de arbitraje en contra de Sinohydro Corporation ante la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional para la solución de las controversias surgidas por la ejecución de este proyecto hidroeléctrico.


Con la presentación de esta solicitud de arbitraje CELEC EP espera resolver, en forma definitiva, temas pendientes que mantiene con la constructora Sinohydro como son la presencia de fisuras en los distribuidores de turbina de la casa de máquinas de la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.


Sobre fisuras en los distribuidores de presión primero se abordó en un proceso iniciado por CELEC EP ante la Junta Combinada de Disputas del Contrato EPC (Ingeniería, procura y construcción). Esta Junta decidió que la metodología de soldadura utilizada por Sinohydro es confiable en la reparación de las fisuras y por lo tanto debe continuar aplicándose. No obstante, al haber CELEC EP notificado su desacuerdo con tal decisión, por cuanto el método de soldadura no permite reparar todas las fisuras, se resolvió recurrir a la instancia arbitral para demandar que Sinohydro de una solución definitiva a las fisuras de los distribuidores y estos queden libres de defectos.


Los diseños para la protección de la captación de la hidroeléctrica están listos


En horas de la mañana, los integrantes de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional también estuvieron en la desembocadura del río Malo (cantón El Chaco), donde se ubica el frente del fenómeno natural conocido como erosión regresiva en el río Coca, que se inició en febrero de 2020, tras la desaparición de la cascada San Rafael.


CELEC EP, a través de la Comisión Ejecutora Río Coca, explicó a los asambleístas el trabajo desarrollado durante la época de estiaje y que consistió en la construcción de obras temporales (sistema de diques) para ralentizar el proceso de erosión. También se realizó una exposición de los trabajos que se desarrollarán en las tres instancias de obras: obras provisionales para la ralentización de la erosión, obras de protección de la captación y la posible reubicación de la captación de agua para la hidroeléctrica.


Las obras de protección contemplan la construcción de una ataguía para el desvío del cauce, lo que permitirá la implantación de una pantalla de pilotes de hormigón, de 30 metros de profundidad. Posteriormente se construirán 13 pantallas con tecnología jet grouting (inyección a presión de hormigón para consolidar el suelo), explicó Roque Proaño, director de la Comisión Ejecutora Río Coca.


De forma paralela, también se desarrollará un modelo hidráulico físico para verificar el funcionamiento de las pantallas rígidas en el río Coca. Para ello se mantienen acercamientos con seis universidades nacionales e internacionales que poseen la tecnología para realizar estos estudios, lo cual permitirá la optimización de las pantallas de jet grouting.


Para el próximo mes está prevista la visita de un grupo de expertos del Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, quienes conjuntamente con los técnicos de la Comisión Ejecutora Río Coca, revisarán la problemática de la erosión regresiva y las soluciones planteadas.


Fuente: CELEC EP

71 vistas0 comentarios